LAS DOCE TRADICIONES DE ALCOHOLICOS ANÓNIMOS

1.- Nuestro bienestar común debe tener la preferencia; la recuperación personal depende de la unidad de A.A.

2.- Para el propósito de nuestro grupo, sólo existe una autoridad fundamental: Un Dios amoroso tal como se exprese en la conciencia de nuestro grupo. Nuestros líderes no son más que servidores de confianza. No gobiernan.

3.- El único requisito para ser miembro de A.A. es querer dejar de beber.

4.- Cada grupo debe ser autónomo, excepto en asuntos que afecten a otros grupos o a A.A. considerado como un Todo.

5.- Cada grupo solo tiene un objeto primordial: Llevar el mensaje al alcohólico que aun esta sufriendo.

6.-. Un grupo de A.A. nunca debe respaldar, financiar o prestar el nombre de A.A. a niguna entidad allegada o empresa ajena, para evitar que los problemas de dinero, propiedad y prestigio nos desvíen de nuestro objetivo personal.

7.-.Todo grupo de A.A. debe mantenerse completamente a si mismo, negándose a recibir contribuciones de afuera.

8.- Alcohólicos Anónimos nunca tendra carácter profesional pero nuestros centros de servicio pueden emplear trabajadores especiales.

9.-A.A. como tal , nunca debe ser organizada, pero podemos crear juntas o comités de servicio que sena directamente responsables ante aquellos quienes sirven.

10.-. Alcoholicos Anónimos no tiene opinión acerca de asuntos ajenos a sus actividades; por consiguiente su nombre nunca debe mezclarse en polémicas públicas.

11.-.Nuestra política de relaciones públicas se basa más bien en la atracción que en la promoción; necesitamos mantener siempre nuestro anonimato personal ante la prensa, la radio, la televisión y el cine./p>

12.- El anonimato es la base espiritual de nuestras Tradiciones, recordándonos siempre anteponer los principios a las personalidades.

LOS DOCE PASOS DE ALCOHOLICOS ANÓNIMOS

1.- Admitimos que éramos impotentes ante el alcohol; que nuestras vidas ese habían vuelto ingobernables.

2.- Llegamos a creer que un Poder superior a nosotros mismos podría devolvernos el sano juicio.

3.-Decidimos poner nuestras voluntades y nuestras vidas al cuidado de Dios, como nosotros lo hemos concebido.

4.- Sin miedo hicimos un minucioso inventario moral de nosotros mismos.

5.- Admitimos ante Dios, ante nosotros mismos y ante otro ser humano, la naturaleza exacta de nuestros defectos.

6.- Estuvimos enteramente dispuestos a dejar que Dios nos liberase de todos esos defectos de carácter.

7.- Humildemente Le pedimos que nos liberase de nuestros defectos.

8.- Hicimos una lista de todas aquellas personas a quienes habíamos ofendido y estuvimos dispuestos a reparar el daño que causamos.

9.- Reparamos directamente a cuantos nos fue posible el daño causado, excepto cuando al hacerlo implicaba perjuicios para ellos o para otros.

10.- Continuamos haciendo nuestro inventario personal y cuando nos equivocábamos lo admitíamos inmediatamente.

11.- Buscábamos, a través de la oración y la meditación mejorar nuestro contacto consciente con Dios, como nosotros lo hemos concebido, pidiéndole que nos dejase conocer su voluntad para con nosotros y nos diese la fortaleza para cumplirla.

12.- Habiendo obtenido un despertar espiritual como resultado de estos Pasos, tratamos de llevar este mensaje a los alcohólicos y de practicar estos principios en todos nuestros asuntos.

© aa24horas
ACV Galaica