Imagen en miniatura de entrada

Podía aguantar mucho bebiendo (2)

Cuando asistí a A.A., buscaba una tabla de salvación. Sabía que el alcohol estaba destrozando mi vida y la de los que me rodeaban, pero no podía librarme del poder que sobre mí ejercía. Había probado todo cuanto estaba a mi alcance: religión, medicina, espiritismo, remedios caseros, y todo, todo, […]

Publicado por
Imagen en miniatura de entrada

Podía aguantar mucho bebiendo (1)

Parecía tener una mayor resistencia al alcohol que los demás. Pero acabé agotado, sin la mínima esperanza de poder rechazarlo. Desamparado, desesperado, encontré Alcohólicos Anónimos. Ante un grupo de hombres y mujeres admití con humildad y sinceridad que soy un alcohólico. No he vuelto a beber, sintiéndome relativamente feliz al […]

Publicado por
Imagen en miniatura de entrada

Pensamiento del 12 de Mayo

Hemos llegado a Alcohólicos Anónimos en busca de una solución a nuestro problema con la bebida únicamente después de “tocar fondo”. El propio alcohol, cómplice en los inicios de la actividad, que nos permitió sobrevivir a un mundo que sentíamos hostil y en el que en el fondo nunca nos […]

Publicado por
Imagen en miniatura de entrada

Mi llegada

En la época en que me fue transmitido el mensaje de Alcohólicos Anónimos, no existía la conciencia de que el alcoholismo fuera una enfermedad. En estas condiciones tan adversas fue un auténtico milagro que yo recibiera el mensaje y pudiera salvar la vida. Obviamente lo recibí de otro enfermo alcohólico, […]

Publicado por
Imagen en miniatura de entrada

Evocación de los aniversarios (y 3)

El primer aniversario llegó. Por primera vez una gran tarta de varios pisos, una junta como las que se estilaban en aquel entonces, cuando nuestra ingenuidad creía que cuanto más tiempo duraba mejor era, con los pagos inherentes de una muy engañosa pretensión de humildad. En esta idealidad no podemos […]

Publicado por
Imagen en miniatura de entrada

La montaña rusa (y 3)

Cuando mi madre me rescató y me trajo a casa, todo el día y el siguiente estuve recluido en cama, dándome cuenta de que en realidad no podía beber normalmente, que era un enfermo alcohólico y que seguiría siéndolo el resto de mi vida. Imploré a mi Dios fervorosamente que […]

Publicado por
Imagen en miniatura de entrada

La montaña rusa (2)

A partir de ahí mi vida fue un desastre. De vez en cuando desempeñaba pequeños trabajos “extras”, lo que fuese, con tal de conseguir dinero para beber. Mis parientes escribieron a mi madre para que me mandara el pasaje de retorno porque no podían bregar ya conmigo.Llegué a casa derrotado. […]

Publicado por